José David & Lola

Bodas

Fuente de Cantos – Octubre – Amanece un día nublado, con constantes chispeos, pero llegamos a casa de la novia y todo estaba tranquilo. Una novia muy tranquila, sencilla, con las cosas clarasd e lo que quería y no quería. Muy tímida pero que poco a poco se fue soltando. Un novio al que no le gustaban mucho las fotos pero que pusimos delante del objetivo y resultó que se sentía muy cómodo. Una boda cercana, familiar, tranquila que el tiempo no pudo amargar. Muchos «chin, chin», muchas risas, chupas de cuero, amigos, familia, un baile sorpresa, unos grandes aperitivos. A José David le brillaban los ojos cuando miraba a Lola, y a Lola se le dibujaba una sonrisa que nada podía borrar con José Davíd. Un día especial que nada pudo amagar.