Mª José & Nacho

Entrada de Junio en Sevilla. Uno de esos días agradables en los que el calor no aprieta pero la luz llena cada rincón. La mañana comienza en casa de la novia en Gines, un pueblo muy cercano a Sevilla. Allí Padres y hermanos de la novia estaban contemplando como, poco a poco, su hija/hermana se iba preparando para ese día tan especial. El perro, siendo uno más de la familia, parecía nervioso esperando que llegara el momento, andando entre las piernas de cada uno de los que estábamos en esa casa. La novia estaba radiante. Una sonrisa que no podía ocultar. Deseando que todo empezara ya pero pensando que no acabara nunca. Poco a poco se fueron acercando amigos, amigas, vecinos,… Todo el mundo quería ser testigo de un día como ese.

En casa del novio también había ganas de que todo empezara ya. Cuando llegamos al novio su amigo Jesús de Men Peluqueros le estaba dando los últimos toques para que todo estuviera perfecto para un día como este. En toda la casa había movimiento, escaleras arriba y abajo, hermanos, hermanas, amigos, padre y madre no hacían más que hacernos ver que un día tan especial tenía que estar todo perfecto.

El la Iglesia las cosas se fueros desencadenando a la perfección. La llegada de Mª José en un coche clásico no era más que el anuncio de que todo iba a comenzar. Desde ese momento todo fue rodado. Novios deseando disfrutar, palabras emotivas del padre de Nacho, amigos cómplices con cada mirada y toneladas de arroz a la salida de la Iglesia del Cachorro.

El convite se celebró en la Hacienda Torre de la Reina, con una aperitivo servido en sus magníficos jardines, con música en directo. Eso fue el principio de un día espectacular en los que las risas, bailes, el discurso de un hermano que conmovió a todo el mundo y sobretodo las ganas de disfrutar de cada momento hicieron que el día fuera irrepetible.

Muchas gracias a los dos, para nosotros fue un auténtico placer. Seguid riendo juntos pareja!